¡Bienvenidos a la tierra de el Dorado!

 

 


Actualmente el territorio Muisca cubre una amplia área, el llamado altiplano cundi-boyacense, de los departamentos de Boyacá y Cundinamarca, y de Santander, alrededor de 80 municipios.
Dentro de esta área se encuentran siete Parques Nacionales Naturales y Reservas naturales, y varios sitios con baños termales, entre ellos los de Choachí, Tabio y Gachancipá en Cundinamarca, y Guicán cerca al Paque Sierra Nevada del Cocuy, en Boyacá
Existen Cabildos y Resguardos muiscas, donde los lugareños, campesinos descendientes de los muiscas y que conservan usos y costumbre de sus antepasados, desarrollan proyectos de re-significación de la Nación Muisca, y están dispuestos a contar su historia familiar y hablar de su entorno actual, y labores de rescate de sus saberes.
Un buen punto de partida para conocer la cultura muisca son los diversos Museos que se encuentran en pueblos y ciudades, entre ellos el Museo del Oro en Bogotá.
Cientos de piedras y paredes rocosas pintadas por el pueblo muisca, pueden ser observadas y esperan ser descifradas, pues algunos investigadores creeen que allí podría estar la clave del origen del mundo; el sitio más significativo es el llamado “Cercado de los Zipas” en Facatativá.
Montañas sagradas y numerosas lagunas, entre ellas la de Iguaque en Boyacá, y las 5 lagunas sagradas en Cundinamarca, todas pueden ser apreciadas en caminatas con guías de cada región, incluída la laguna ritual de Guatavita, epicentro de la leyenda de El Dorado.
En el Salto del Tequendama y alrededores es posible conocer y revivir la historia de Bochica, Padre civilizador de los muiscas, quien enseñó la agricultura y los oficios.
En Sogamoso, en el reconstruído Templo del Sol, y en otros sitios de Boyacá podrá tenerse un acercamiento con el conocimiento de los astros y de los fenómenos celestes que ya tenía el pueblo muisca.
Caminos usados por los muiscas, convertidos en caminos “reales” durante la colonia, utilizados para dar vida al comercio y al “trueque” con otros pueblos, llevando sobre todo el producto que caracterizó a este pueblo: la sal extraida de varias minas en Cundinamarca, Zipaquirá, Nemocón (que a la fecha pueden visitarse).
Es posible la observación programada y con guianza especializada de fauna u flora local, principalmente de aves, en humedales de la capital, y en el municipio de Suesca , Cundinamarca.
El territorio puede ser recorrido fácilmente, a los pueblos y ciudades hay acceso de vehículos, y.es posible salir en caminatas inclusive en Bogotá, que permiten apreciar hitos del pueblo muisca. La bicicleta es el vehículo más usado por grupos de jóvenes, y hay a disposición un buen grupo de Guías certificados y especializados en el territorio.
Todo el territorio está dispuesta para el disfrute de la naturaleza en todo su esplendor, para un mínimo conocimiento del pueblo muisca, y para adentrarse en los ecretos de la Leyenda de El Dorado, los esperamos…..

 

A "pata" por Bacatá Encuentro con Bochica Tras las huellas del Pueblo Muisca Oficios Muiscas
lanzamiento-ballenas-2017 tour-de-luces-10 tour-de-luces-17 oficios